Contacto English
Registro

Sacramentos

  • Bautismo
  • Eucaristía
  • Confirmación
  • Reconciliación
  • Matrimonio
  • Ordenes Sacerdotales
  • Unción de los Enfermos

Bautismo

El Bautismo es un nacimiento a la comunidad Cristiana y es en todos los sentidos tan importante como el mismo nacimiento. Le sirve como un recordatorio de su propia fe y lo que significa para usted. Estamos aquí para ayudarles con su preparación; programando las clases bautismales para usted si no las ha hecho en los últimos dos años.

Nuestros Bautismos se celebran ya sea en Inglés o en Español el tercer sábado de cada mes a las 9:00 A.m. y a las 10:30 A.m. respectivamente. Si usted tiene alguna pregunta o preocupación relacionada con el bautismo de su hijo, favor de comunicarse a la oficina parroquial en Fontana al (909)822-4732 o en Rialto al (909)421-7030.

Información adicional también la pueden encontrar en nuestra página de Internet Bautismos.

Eucaristía

"En la Ultima Cena, la noche en que iba a ser entregado, nuestro Salvador Instituyo el sacrificio Eucarístico de Su Cuerpo y Sangre." La Eucaristía es la "Fuente y Cumbre de nuestra Fe Cristiana." "En la Sagrada Eucaristía se contiene todo el bien espiritual de la Iglesia; a saber, Cristo Mismo, nuestra Pascua" (SC 47; CCC 1324)

Para la preparación del primer recibimiento del Sacramento de la Eucaristía, favor de llamar a la oficina del Director de Educación Religiosa ya sea en Fontana al (909)822-4040 o en Rialto al (909)421-7030

Requisitos para el Programa Eucarístico

Confirmación

El recibimiento del Sacramento de la Confirmación es necesario para la finalización de la gracia bautismal. Porque "por el Sacramento de la Confirmación, los bautizado están íntimamente unidos a la Iglesia y son enriquecidos con una fuerza especial del Espíritu Santo. Por lo tanto ellos son, como verdaderos testigos de Cristo, más estrictamente obligados a propagar y a defender la fe de palabra y de obra." (CCC1285)

Requisitos para el Programa de Confirmación

Confirmación para Adultos

Para aquellos que tiene 18 años de edad o más; quienes ya han sido bautizados y han hecho su Primera Sagrada Comunión, pero que aún no han recibido el Sacramento de la Confirmación; ofrecemos un programa especial que comienza en Enero y continúa por doce semanas, culminando con el Sacramento de la Confirmación.

Para la preparación para recibir el Sacramento de la Confirmación, llamar a la oficina parroquial ya sea en Fontana al (909)822-2502 o en Rialto al (909)421-7030.

Reconciliación/Penitencia/Confesión

"Aquellos que se acercan al sacramento de Penitencia obtienen el perdón de la misericordia de Dios por las faltas cometidas contra El, y, al mismo tiempo, quedan reconciliados con la Iglesia a la cual han herido por sus pecados y que por medio de la caridad, del ejemplo, y de las oraciones labora para su conversión" (LG 11 #2).

Para aquellos que desean Confesarse para recibir la Eucaristía, celebramos el Sacramento de la Reconciliación en Fontana todos los sábados de 4-5 p.m. y en Rialto de 3- 4 p.m., o por cita.

Servicio de Penitencia

Matrimonio/Casamiento

El matrimonio es la decisión más importante en la vida de una persona. Dentro de la Iglesia Católica esta decisión no es solo un punto álgido, sino es también una celebración. El amor humano acepta la invitación de ser un signo del amor de Dios para nosotros. La pareja promete ser ejemplo del amor de Dios para los demás y juntos ser símbolos para la comunidad Católica de que Dios nos ama fielmente, para siempre. El matrimonio por lo tanto es un compromiso que la pareja hace a la comunidad Católica, y de la comunidad Católica hacia la pareja de apoyar, fomentar, y mejorar sus esfuerzos para que vivan su promesa.

Las siguientes reglas para el matrimonio en la Iglesia San Juan XXIII surgen de esta crecencia en el Sacramento del Matrimonio.

  • Ya que el matrimonio en la Iglesia San Juan XXIII es un evento religioso, y par las personas que han sido bautizadas es un Sacramento, celebramos el matrimonio junto con aquellos que comparten esta visión de fe; con aquellos que creen en la Palabra de Jesucristo nuestro Señor, y con aquellos que quieren profesar su fe dentro y por medio de este Sacramento.
  • Las personas que deseen prepararse para este sacramento con nosotros deben de ser miembros activos registrados de esta o de alguna otra comunidad parroquial. También se espera que sigan estas directrices para su matrimonio.
  • Los matrimonios interreligiosos son indudablemente permitidos de acuerdo con los reglamentos de la diócesis.
  • Nuestra parroquia pide seis meses de periodo de preparación para permitir a la pareja, con la ayuda de la Iglesia, a prepararse espiritualmente para su matrimonio y lo más importante para su vida matrimonial junta.
  • Los documentos requeridos se deben de entregar antes de fijar la fecha del matrimonio o de la recepción. Aunque se hayan reservado la fecha y hora para el matrimonio y sus preparativos hayan comenzado, la fecha y la hora actual, así como la cita para la práctica con el sacerdote quedarán confirmados después que todos los requisitos y preparativos se hayan cumplido.
  • Pedimos seis semanas de clases prematrimoniales o una fin de semana de Encuentro del Novios

Requisitos y Guías para la Celebración del Sacramento del Matrimonio

Ordenes Sacerdotales

Este sacramento en el que Jesús da su gracia al los que lo reciben para ofrecer gracia a su pueblo (He 5:1). Por medio de la ordenación, el hombre recibe el poder y la gracia para desempeñar las labores sagradas de los obispos o los sacerdotes. Los ministerios otorgados por medio de la ordenación solo se confieren a los hombres que están listos para aceptar libremente el celibato y que públicamente manifiestan su intención de permanecer célibe por el amor al reino de Dios y para el servicio humanitario (Mat. 19:4-6). En la ejecución de sus deberes, el sacerdote debe de tener el propósito de cumplir lo que la iglesia hace, nada mas ni nada menos.

La Oficina de Vocaciones de la diócesis se encarga de la promoción, el reclutamiento, la investigación, y los programas de discernimiento relacionados con los seminaristas diocesanos y los hombres y mujeres religiosos. Si usted está discerniendo la vocación, puede concertar una cita y hablar con el director de vocaciones al (909)783-1305 o hablar con el pastor del San Juan XXIII al (909) 822-4732 para que le de una orientación en los pasos que debe tomar.

Oficina de Vocaciones de la Diócesis Correo Electrónico: vocations@sbdiocese.org

Oficina de Vocaciones de la Diócesis Página de Internet

Para aquellos que desean ser diáconos, la Oficina de Formación de Diáconos está a cargo de todos estos asuntos en el discernimiento de la vocación y del programa de formación para los diáconos permanente. El Director de la Formación está bajo la supervisión del Vicario de Diáconos. El número para llamar es al (909)475-5163

Oficina de Formación del Diaconado Permanente Correo Electrónico: diaconate@sbdiocese.org

Oficina de Formación del Diaconado Permanente Página de Internet

Unción de los Enfermos

"Para aquellos que están a punto de partir de esta vida, La Iglesia les ofrece a esas personas la Penitencia, La Unción de los enfermos, y la Eucaristía como un Viático (comida para el camino) que se da al final de la vida. Estos son los sacramentos que nos preparan para nuestra partida celestial" (CCC. No. 1525)

El propósito de la unción de los enfermos es para aquellos cuyas vidas están en peligro debido a una enfermedad o por la vejez. Este sacramento incluye lo que en algún tiempo se refería a los "últimos ritos," Sin embargo, este sacramento no es un únicamente para aquellos que están a punto de morir o para los viejitos. Por el contrario, se debe de recibir en cuanto alguien esté en peligro de muerte por enfermedad o por vejez. Por lo regular, aquellos que son ungidos son: los sometidos a cirugía, siempre que una enfermedad grave sea la razón para el procedimiento; las personas mayores de edad que evidentemente están débiles; adultos enfermos y niños enfermos de siete años o más.

Es un grave error esperar hasta que las etapas de la enfermedad de la persona estén muy avanzadas, para hablarle al sacerdote para la unción. La unción es un vehículo del poder divino para sanar. El tiempo adecuado para la unción es cuando la persona que está enferma aún puede hablar, y no cuando está en coma. Este es un sacramento para los vivos y no para los muertos. En caso de emergencia, pida al hospital un sacerdote Católico. Incluso por lo regular, la parroquia más cercana al hospital tiene un sacerdote de guardia para responder a estas emergencias.

La unción de los enfermos se puede repetir cada que la persona enferma vuelva a recaer seriamente después de su convalecencia o cada que surja una crisis de salud seria debido a la misma enfermedad. Cuando haya una necesidad, comuníquese a la oficina parroquial en Fontana al (909)822-4732 o en Rialto al (909)421-7030.